La Fundación CajaCanarias inaugura su Espacio Cultural de Garachico

La Fundación CajaCanarias inaugura su Espacio Cultural de Garachico

La Fundación CajaCanarias ha inaugurado este jueves un nuevo Espacio Cultural, ubicado en la Villa y Puerto de Garachico. El antiguo Convento de San Julián, construido en el siglo XVII y también conocido como Casa Soler (Calle Esteban de Ponte, 31), se encuentra situado en el casco histórico del municipio y acogerá un calendario permanente de exposiciones, conciertos y, en definitiva, actividades de naturaleza sociocultural, tanto de diseño exclusivo para el propio recinto, como dentro del calendario de importantes iniciativas que la Fundación CajaCanarias itinera entre sus diferentes Espacios Culturales.

El acto de inauguración, que contó con la presencia de numerosas autoridades insulares, así como representantes de asociaciones y entidades del municipio y el conjunto de la comarca, fue presidido por el alcalde del Excmo. Ayuntamiento de la Villa y Puerto de Garachico, José Heriberto González; el presidente del Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, Carlos Alonso; y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado, quien destacó en su intervención que el Espacio Cultural CajaCanarias de Garachico, grande en historia y modesto en capacidad, se centrará en ofrecer una actividad educativa y cultural destinada particularmente al conjunto de la población de esta Villa y Puerto de Garachico y municipios próximos, pero también a cuantos visitan esta comarca, conscientes de la contribución social y económica que va a tener.

Exposiciones de arte, conferencias, música, cine, etc. serán objeto de nuestra programación permanente, actividades dirigidas a todo tipo de público, pero muy especialmente a los niños y jóvenes dentro del programa “Despertares” que organizamos de manera paralela con cada actividad.

A juicio del alcalde del municipio, José Heriberto González, La inauguración de hoy es un motivo de celebración. El que la Fundación CajaCanarias haya abierto uno de sus Espacios en Garachico es muestra de que se nos considera un vértice importante en la cultura insular. Esperamos que los ciudadanos disfruten y aprovechen un lugar como éste, lleno de cultura y armonía. No me queda más que dar la bienvenida a Garachico a la Fundación CajaCanarias y mostrar mi más sincero agradecimiento por apostar por nosotros.

El desarrollo económico basado en la cultura es posible, y en Garachico aún más. Cultura es identidad y en Garachico se respira esa identidad, palanca de una sociedad para lograr su avance, remarcó en su intervención el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

En esta línea, el presidente insular destacó la posibilidad de establecer una programación plurianual relacionada con proyectos culturales en el municipio para dar mayor continuidad, así como felicitó a la Fundación CajaCanarias por perseverar en esta importante iniciativa, que ha desembocado en la puesta en marcha de un nuevo Espacio de cultura en la comarca de Daute.

El acto de inauguración, una vez concluidos los parlamentos, fue amenizado por Benito Cabrera, que interpretó para los asistentes dos piezas de su última composición artística, titulada Espirales

Programa de inauguración

Para conmemorar la puesta de largo de este nuevo Espacio Cultural, la Fundación CajaCanarias ha programado desde hoy y hasta el próximo domingo, 3 de julio, un completo programa de inauguración, compuesto por diferentes actuaciones que, de manera global, remarca la apuesta de la entidad por la industria artística del archipiélago. Todas las sesiones se celebrarán con entrada gratuita, hasta completar aforo.

Como imprescindible aperitivo, Benito Cabrera ofrecerá esta noche (21:00 horas) las notas de su última elaboración musical, estrenada a principios de este mes de junio y denominada Espirales. Para esta actuación el músico contará con una formación en cuarteto con Tomás Fariña (guitarra), Sergio García (percusión y voz) y Ehedey Sosa (bajo eléctrico). El compositor canario ha realizado de nuevo una labor de investigación al recoger en este proyecto partituras del siglo XVI hasta los géneros más ancestrales del folclore y dar así un sentido contemporáneo a estos orígenes.

Un compendio de textos y melodías que llevan por lema Simiente de clavellinas protagonizará la actuación del afamado Grupo Verode, mañana viernes, a partir de las 21:00 horas. Esta agrupación nace en Santa Cruz de Tenerife en el año de 1977 de la mano de un grupo de jóvenes entusiastas y amantes de las tradiciones encabezados por Jaime Hamad como director, con el objetivo principal de rescatar y difundir la música tradicional y popular de Canarias. A lo largo de casi 40 años de trayectoria musical, el Grupo Verode se ha convertido en una referencia de la música popular de nuestras islas.

El sábado 2 de julio, también a partir de las 21:00 horas, la compañía artística Pieles se subirá al escenario del Espacio Cultural CajaCanarias de Garachico para representar Canto al trabajo, nombre que recibe esta propuesta multidisciplinar, y que se proclama como un reconocimiento a nuestros ancestros, que se dejaron la piel en las labores del campo y del hogar. Para ello, se apoya en los diversos cantos de trabajo que existen en Canarias y en otras expresiones populares del archipiélago y del resto del mundo relacionadas con los quehaceres cotidianos, en las que el ritmo y el sonido cobran protagonismo. La compañía artística Pieles se presenta como una propuesta vanguardista que se inspira en el folclore de Canarias y que se nutre, además, de las manifestaciones tradicionales del resto del mundo. Se trata de un proyecto innovador con un gran valor etnográfico y antropológico, que propicia el acercamiento entre las diversas culturas del planeta para dar lugar a un canto plural, canario y universal.

Para finalizar este programa de inauguración del Espacio Cultural CajaCanarias de Garachico, la mañana del domingo (11:00 horas) estará reservada al mejor humor con sello canario: Kike Pérez (pura energía sobre las tablas y capaz de sacar comedia de cualquier realidad, momento, o simplemente de la nada) y Aarón Gómez (artista polifacético conocido por sus muecas y capacidad de improvisación) conforman una de las parejas cómicas más sorprendentes y desternillantes de nuestro panorama.

Exposición Fotógrafos de Naturaleza 2016

La sala de exposiciones del nuevo Espacio Cultural CajaCanarias se estrena con la muestra Fotógrafos de la Naturaleza 2016. European Photographer of the Year, que permanecerá abierta hasta el próximo 28 de agosto. El horario de visitas se desarrolla de martes a sábado (10-13 y 17-20 horas), así como los domingos (10-13 horas). Los lunes y días festivos, el Espacio permanecerá cerrado. Este certamen se celebra desde el año 2000, y está promovido por la prestigiosa Asociación Alemana de Fotógrafos de la Naturaleza.

El concurso, abierto a todos los fotógrafos, tanto profesionales como aficionados, está dividido en ocho categorías, de forma que mantiene una mayor representación de los diversos ámbitos de la fotografía de la naturaleza. Las imágenes presentadas se corresponden con las siguientes secciones: el mundo submarino, aves, mamíferos, otros animales, elogio de las plantas, paisajes, el hombre y la naturaleza, y forma y composición. Las instantáneas se exponen acompañadas de un breve texto explicativo en el que los fotógrafos comentan las anécdotas, las técnicas, las intenciones y las curiosidades de sus instantáneas.

El objetivo principal de este concurso es promover activamente el conocimiento de la naturaleza y la importancia de su conservación través de la fotografía. Y también busca ilusionar a los ciudadanos con la posibilidad de mostrar y defender el medio natural gracias al arte fotográfico.

Espacio Cultural CajaCanarias de Garachico. Cronología de un inmueble único

El antiguo Convento de San Julián, también conocido como Casa Soler, se trata de un antiguo convento del siglo XVII fundado por el capitán Julián Moreno Cutiño para la orden de los Agustinos, que a lo largo de su existencia ha sufrido varios incendios. CajaCanarias procedió a su restauración a comienzos del presente siglo, siendo en la actualidad parte del patrimonio arquitectónico de la Fundación CajaCanarias.

Tras el mencionado proceso de restauración, la actual disposición del inmueble es fruto de dos momentos históricos, ambos enclavados en el siglo XIX, aunque siguiendo criterios arquitectónicos bien diferenciados. A partir de su situación en la entrada principal, ubicada en la calle Esteban de Ponte del complejo histórico de la Villa y Puerto de Garachico, se sitúa la fachada principal y tres espacios bien diferenciados: En su margen izquierdo, la construcción realizada por la familia Soler, una vez adquieren la propiedad de la finca, fruto de la desamortización de Mendizábal. Esta edificación de una planta se levanta sobre parte del solar que ocupaba la antigua iglesia, y que fue pasto de las llamas del incendio producido el 11 de febrero de 1825. En la citada construcción, que sigue los modelos de la época, destacan los arcos carpaneles de las ventanas y de la puerta principal.

El segundo espacio destacable del inmueble (situado a la izquierda del antiguo campanario de la iglesia) es la edificación correspondiente a la casa conventual, reconstruido después del citado incendio de 1825, pero en este caso siguiendo modelos de los siglos XVII-XVIII. En la fachada se aprecian cinco ventanas que se correspondían a las antiguas celdas del convento, así como una puerta con un arco de medio punto y cantería.

El edificio se divide en dos cuerpos con cubiertas a cuatro aguas y un espacio central que los une, y al que se accede desde la citada puerta central. Este último espacio es hoy en día un zaguán, adornado por un segundo arco (de menor altura), que en su disposición original suponía la puerta de acceso al claustro, hoy desaparecido.

El tercer elemento que conforma el Espacio Cultural CajaCanarias de Garachico corresponde a un solar que, con motivo de la desamortización, fue comprado por el Conde de Cifuentes en nombre de Antonio Ponte, vecino de Sevilla en el mes de mayo de 1856. Este solar sería, probablemente, la huerta del convento.

En lo que respecta a los dos momentos históricos, claves en la conformación y disposición actual del inmueble, cabe destacar su función académica, puesta en marcha por parte de la orden agustina del Convento, que estuvo en funcionamiento hasta 1821, en parte por los incendios que asolaron el inmueble, así como por el decaimiento de la actividad académico. No obstante, en 1824 fue reinaugurado, si bien el pavoroso incendio sufrido el 11 de febrero de 1825 destruyó por completo el colegio y su iglesia, no recuperándose la actividad posteriormente.

Se ha agotado el tiempo. Vuelva a rellenar los campos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se ha agotado el tiempo. Vuelva a rellenar los campos.